Autocuidado en teletrabajo

El teletrabajo tiene claros beneficios, pero a la vez también nos puede hacer sentir más asilados y dificultar el desconectarnos mentalmente del trabajo. Si a esto le sumamos la crisis de salud pública y las cuarentas forzadas, este efecto se multiplica. Para mantenernos mentalmente sanos en momentos extremos, es necesario tomar ciertas precauciones respecto al autocuidado y mientras más rigurosos seamos en seguirlas, mejor podremos afrontar este periodo.

1.       Separa rigurosamente los espacios

  • Intenta preparar una estación de trabajo adecuada, y que en lo posible cuente con acceso a luz natural.
  • Evita trabajar en tu dormitorio para no contaminar tus espacios de descanso con trabajo
  • Si no cuentas con un espacio físico fijo (y si tu comedor o living es la única alternativa para armar un escritorio), entonces al final de la jornada guarda tu “oficina virtual” y despeja el espacio. Esto te servirá como un ritual para desenchufarte mentalmente y dar por terminado el día laboral.

2.       Mantén rutinas claras

  • Se recomienda realizar una rutina similar a un día habitual de trabajo. Levantarse, ducharse, cambiarse a ropa de día (no es recomendable trabajar en pijama), ordenar la estación de trabajo y tomar desayuno
  •  Establece horarios que separen claramente espacios para la familia, el trabajo y uno mismo

3.       Planifica el trabajo y reporta a tus jefaturas

  • Establece un horario de inicio y termino de la jornada. Planifica qué harás cada día. Genera metas de avance diario y objetivos semanales, ya que te permitirá mantente motivado/a.
  • Trata de mantener contacto con tus compañeros de trabajo y jefatura, es recomendable hacer llamadas y/o vídeo llamadas, para evitar el aislamiento y percibir que se trabaja en compañía de un equipo.

4.       Realiza algunas pausas en la jornada

  • Se recomienda hacer una pausa a mitad de mañana, mantener un horario de almuerzo y una pausa a media tarde. Lo ideal es que las pausas no impliquen trabajo doméstico, sino más bien alguna breve actividad de relajación u ocio
  • Asegúrate de mantener espacios de relajación y momentos para darte un gusto. Asimismo, intenta que las actividades de ocio no se limiten sólo al uso de la tecnología (celular, TV, tablet, etc.)

5.       Respeta las comidas

  • Mantente hidratado y come por lo menos 3 comidas al día (desayuno, almuerzo y cena). Y recuerda no almorzar frente a al computador. El almuerzo es un momento de descanso que debes cumplir.

6.       Mantén contacto con tu familia y amigos

  • Llámalos por teléfono, has vídeos llamadas, escríbeles por mensaje. Este punto es muy importante aún más si vives solo/a. El contacto con otros ayuda a disminuir sentimientos de angustia y aislamiento.

7.       Cuida tu salud física y mental

  •  Intenta realizar actividad Física. Puedes crear una rutina de ejercicio simple, baila, juega en casa con tus hijos/as.
  • Evita el consumo de tabaco, alcohol u otras drogas
  • Cuando sientas estrés excesivo o dificultades a nivel emocional, haz el esfuerzo de escribirlo en detalle como si se lo contaras a alguien más: concéntrate en las ideas y las emociones que sientes. Al finalizar, piensa también en el consejo que darías si otra persona te estuviera contando esto.

8.       Evita la sobreinformación

  • Actualízate sólo en momentos puntuales a lo largo del día y evita así estar constantemente pendiente de las novedades. Es importante leer solo fuentes confiables y oficiales.

9.       Si trabajo con niños (as) en casa

  • Explícales la situación que se vive de acuerdo con su edad. Trabajar desde casa se hace para ayudar a que las demás personas no se enfermen y así nos protegemos todos.
  • No son vacaciones. Cuéntales que similar a cuando tu trabajas y él/ella está en el colegio. Has rutinas, respeta los horarios y mantén al niño(a) realizando actividades.
  • Mantén a los niños/as en actividades
  • Genera reglas y turnos. Si hay más de un adulto cuidando a los niños mientras se trabaja, realicen turnos para acompañar al niño/a y generen “reglas de trabajo en casa”.

No todos somos igual y no todas las recomendaciones serán igualmente efectivas para ti. Por eso, pruébalas y ¡quédate con las que más te acomoden y que mejor resultado te den!

Referencias: Guía de salud psicosocial para el teletrabajo” (SSMSO), Fundación Chile Unido