Te dejamos algunos consejos que puedes implementar si fuiste diagnosticado (a) con COVID-19:

  1. Al momento de conocer el resultado del test, trate de reconocer lo que ocurre, qué emociones van surgiendo y cómo se están experimentando. Es absolutamente normal que aparezca el miedo, la ansiedad, la tristeza y la irritabilidad. 

  2. En el caso de encontrarse solo o con escasas redes de apoyo, puedes acudir a distintas plataformas donde se tienen a disposición espacios de ayuda y comprensión https://www.psiconecta.org/blog/fonos-de-ayuda-en-salud-mental

  3. Es aconsejable que haya calma en el entorno familiar. Es necesario conversar sobre la nueva situación en el hogar y que, por unas semanas, se deberán tomar ciertas medidas para evitar el contagio
    1. Hablar con los niños, niñas y adolescentes de manera clara y empática, explicando que esta situación es transitoria
    2. Si es posible, evita exponerlos a noticias o información sin filtro que los pueda angustiar o intranquilizar más 

  4. Organizarse familiarmente, para determinar el espacio que utilizará la persona contagiada y quién podrá hacerse cargo de los cuidados de dicha persona
    1. Tener en consideración que esa persona puede estar preocupada, triste o ansiosa. El resto de la familia podría propiciar espacios de contención para él/ella

  5. En estos momentos de angustia puede que se acentúen necesidades de contacto y de contención emocional a través de besos, abrazos o cariños
    1. Es importante explicarles a niños/as que por el momento es riesgoso para ellos/as tener contacto físico, dado que existe una mayor posibilidad de contagio 
    2. Hay actividades que sí se pueden realizar entre los familiares y la persona contagiada, cómo conversar, que los niños/as realicen dibujos y se los entreguen o realizar actividades por medio de dispositivos tecnológicos